Cojugo el verbo dar: yo doy presente;

yo doy mi corazón a quien lo pida.

Arriba está la luz: es la medida:

bajo la luz no hay nada diferente.

Yo di: pasado; ayer; estoy ausente

del llanto, de la noche, de la herida.

La siembra está en mis manos reogida,

la piedra convirtió su alma en fuente.

Futuro: yo daré: ¡Llegó la aurora!;

la aurora llega al corazón abierto.

Recibo y doy: conjugo el verbo cierto.

Imperativo: da. La voz sonora

del corazón despierta al hombre muerto.

El verbo sólo tiene un tiempo: ahora.